Testimoniando

Buscamos hacernos a nosotros mismos como un buen árbol, dando buenos frutos que permanecen, hablando al mundo de las cosas que escuchamos de Dios. (Juan 8, 15)

… Sacando cosas buenas de nuestros corazones. (Mateo 12, Lucas 6, 12, 19)

…Extendiendo ramas para que otros puedan permanecer bajo la sombra del Reino. (Marcos 4)

… Predicando el arrepentimiento y la remisión de los pecados en el nombre de Jesús, para que las personas puedan pasar desde la oscuridad a la luz, ayudando a alentar a los hermanos y regocijándose por cada pecador arrepentido quien es atraído por el Padre a Jesús, convencido por el Espíritu Santo acerca del pecado, la justicia y el juicio, y nacidos de nuevo, de agua y espíritu. (Lucas 15, 24, Juan 2, 6, Hechos 11, 26)