Morar y Permanecer

Tomamos nuestra cruz bajo el yugo de Jesús, quien es la resurrección y nuestra vida y verdadera luz, brillando de un lado a otro y alejándose de la oscuridad, negándonos a nosotros mismos y perdiendo nuestras vidas; aceptando, siguiendo, amando y confesando a Jesús como Cristo ante todo. (Mateo 9, 10, 11, 17, Marcos 10, Lucas 12, Juan 1, 9, 11, 12, Hechos 26)

…Creyendo, recibiendo y recordando las palabras del Señor, escuchando y conociendo Su voz, y estando muy cerca de Jesús en corazón. (Mateo 15 17, Juan 2, 9, 10, 12, 16)

… Aguantando el odio, huyendo a la siguiente ciudad cuando somos perseguidos. (Mateo 10, Marcos 13, Lucas 21)

…Trabajando, laborando, perseverando, perseverando sin cansarse y superando por el nombre de Jesús, para construir la asamblea de Jesús el Cristo, el Hijo del Dios vivo y Salvador del mundo, reuniéndose en el nombre de Jesús. . (Mateo 16, 18, Juan 4, 5, Ap. 1, 2, 3)

…Usando nuestras manos y espaldas para ayudar, llevando las cargas difíciles de los demás. (Lucas 11)

… Sabiendo que para ser como Jesús, debemos estar llenos de fe, sufrir por largos periodos, ser rechazados, dejando nuestras vidas por el nombre de Jesús. (Marcos 8, Lucas 9, Hechos 9, 26)

…No se haga nuestra voluntad, sino la voluntad del Padre. (Lucas 22, Juan 7)

…No haciendo nada de nosotros mismos, sino siempre haciendo las cosas que agradan a Dios. (Juan 8)

… Honrando al Padre y a Jesús, no buscando nuestra propia gloria. (Juan 8)

…Morando en Jesús con Jesús morando en nosotros. (Juan 14)